Volver arriba

Cinco estrategias para acelerar tu aprendizaje de la escritura

Estos son mis consejos para que aproveches al máximo el tiempo que dedicas a escribir cada vez mejor

Tus ganas de escribir nacen de lo más hondo de tus entrañas. Son un deseo que te acompaña desde hace mucho tiempo y que cada día va creciendo un poco más.

Puedes aparcarlas, intentar ignorarlas, menospreciarlas. Pero no las vas a hacer desaparecer, créeme. Son una parte genuina de tu ser y escucharlas te hará más feliz.

¿Qué sabrás tú, Sara?, puedes decirme.

Hombre, pues algo sé. Porque lo he vivido en primera persona y porque día a día lo revivo con mis alumnos de escritura creativa.

Ante la pregunta ¿por qué quieres escribir?, la gente responde desde el corazón.

Por ejemplo:

Por cumplir un deseo.

Porque es lo que me hace feliz.

Porque me hace sentir muchas cosas por dentro.

Porque me sana.

Porque es lo que me grita todo mi cuerpo.

Es mi pasión y me ayuda a alejar antiguos fantasmas.

Porque es un sueño al que no puedo renunciar.

Por necesidad. Hacer catarsis, llenar un vacío.

Porque recuerdo que me hacía sentir libre.

Quiero contar cosas… ponerlas en papel… sacar cosas que tengo dentro de mí.

Por lo mismo que me empeño en seguir respirando. ¿Necesidad?

Cómo acelerar tu aprendizaje como escritor

En fin, no sé que le responderán a un profesor de Photoshop o de crochet cuando pregunta a sus alumnos por qué quieren aprender, pero dudo mucho que tenga tantas respuestas profundas. Y es que el deseo de escribir es algo que nace de lo más hondo de algunas personas, una inquietud que brota en la infancia o la adolescencia, cuando todavía te permites el lujo de jugar. Luego pasan los años y acabas escuchando todas esas voces que dicen que jugar es de niños, que los adultos tienen que dedicarse a asuntos más prácticos e importantes.

Y, claro, lo haces.

Pero la espinita sigue ahí, arañándote por dentro, pidiéndote atención. ¿Verdad? Claro que sí, por eso estás aquí leyéndome, por eso has decidido darle al menos una oportunidad a tu talento literario. Bien, vas por el buen camino, la escritura requiere ganas y tiempo. Las ganas te desbordan y el tiempo, al menos, has empezado a sacarlo. Sé que cuesta, por eso quiero ayudarte a aprovechar al máximo cada segundo que dediques a tu pasión por la escritura.

Estos son mis consejos para acelerar tu aprendizaje de la escritura:

  1. Crea tu propia rutina escritora

Pasa del anhelo al hábito. Busca un huequito en tu calendario y resérvalo para la escritura. Lo que puedas. Tal vez no puedas todos los días, pero sí todas las semanas, o cada dos semanas, o un día al mes. El espacio también es importante. Decide cuál será tu espacio de escritor: un lugar cómodo y relajado, lejos de distracciones. Y cómprate un cuaderno pequeño para llevar siempre encima, así cuando te asalten las ideas en lugares inesperados podrás tomar nota de ellas para aprovecharlas cuando tengas tiempo.

  1. No te presiones

Sé que te encantaría publicar un bestseller y ver tu foto en blanco y negro en la contraportada de una edición de lujo. Pero, en escritura, las prisas no son buenas. Este es un oficio que requiere tiempo. Dátelo. Permítete descubrir cuáles son tus puntos fuertes. Juega, tacha, rompe, empieza de nuevo. Poco a poco irás encontrando tu estilo. Si tu único objetivo es publicar o ser reconocido, la presión te hará disfrutar menos y eso frenará tu aprendizaje.

Sigue aprendiendo en mis

cursos online para disfrutar escribiendo

  1. Lee con ojos de escritor

Si te gusta escribir, doy por sentado que leer es una de tus grandes pasiones (si no es así, replantéatelo). Puedes sacarle más partido a tus lecturas. Ojo, que no quiero estropearte el placer de leer. Tú sigue leyendo como siempre, disfrutando. Pero cuando te topes con un texto que te impresione de verdad, vuelve a leerlo con un lápiz en la mano. Fíjate en la estructura, en los tiempos verbales, en los diálogos. Así podrás ir viendo cómo consiguen tus autores favoritos llegarte al alma, y aplicar sus técnicas en tus propios escritos.

  1. Descubre los manuales de escritura

No te engañes. Escribir requiere pasión y algo de talento innato, pero también requiere técnica, como cualquier otra actividad. Hay montones de libros sobre cómo escribir, y muchos de ellos son realmente útiles. En este artículo te aconsejaba algunos manuales de escritura, y en próximos posts recomendaré más títulos de mi cada vez más amplia colección de libros sobre  el oficio de escribir.

  1. Apúntante a un curso de escritura

Cierto, asistir a un curso de escritura no es imprescindible para escribir bien. Pero puede ayudar, y mucho. En realidad, este punto contiene los cuatro anteriores. Cuando realizas un curso de escritura tienes una rutina escritora, disfrutas de los ejercicios propuestos, analizas textos y conoces libros que te ayudarán a aprender más. Y, además, compartes tus textos con otras personas que adoran escribir tanto como tú. Algunas personas recelan de los talleres de escritura porque creen que si exponen sus ideas alguien se las quitará para escribir sus propias historias. Si es tu caso, hazte un favor y quítate esa tontería de la cabeza. Ningún escritor necesita robarle ideas a nadie. Lo difícil no es tener una idea, sino convertirla en una historia. Y para eso, precisamente, sirven los cursos de escritura.

¡Ah! ¡Ahí está! Tú lo que quieres es venderme un curso. Hombre, pues claro que quiero vender, me gano la vida escribiendo y enseñando a escribir, y tengo claro que es un oficio noble y digno. Pero mi objetivo no es hacerme de oro (de ser así, hubiera elegido otra profesión), sino ayudar cada día a más personas a disfrutar de este inmenso placer que es escribir. Por eso en mi blog encontrarás un montón de artículos que te ayudarán a escribir mejor y en mi página de recursos puedes descargar gratuitamente contenidos que te servirán para acelerar tu aprendizaje de la escritura. Y, si de verdad has tomado la decisión de darle a tu talento literario el tiempo y el cariño que merece, puedes apuntarte a alguno de mis cursos de escritura creativa.

4 Comentarios
  • Samu
    Publicado a las 23:33h, 02 marzo Responder

    ¡Hola Sara!
    Gracias por tus consejos, como siempre. Últimamente he estado asistiendo a eventos y talleres relacionados a la escritura, antes no lo hacía porque me daba vergüenza pero descubrí que ahí hay otros que, al igual que yo, están recién comenzando y ya no siento tanto pudor. Además, cada profesor(a) tiene su propio estilo y de todos he aprendido.
    Trato de leer a otros autores, y de manera inconsciente analizo su estilo y me quedo con los elementos que me llaman la atención para poder probarlos en mis propios relatos.
    Siempre me hago tiempo, cuando hay ganas se puede en cualquier momento y lugar.
    Un abrazo enorme.

    • Sara Suberviola
      Publicado a las 07:20h, 03 marzo Responder

      Todos somos eternos aprendices del oficio, Samu, y vencer la vergüenza es un paso de gigante. ¡A seguir con ello! Un beso, muchas gracias por tu comentario 🙂

  • Justi
    Publicado a las 23:21h, 25 febrero Responder

    Hola muchas gracias me han gustado los consejos.

    • Sara Suberviola
      Publicado a las 07:39h, 26 febrero Responder

      Gracias a ti, Justi 🙂 ¡Ahora a aplicarlos y a escribir mucho!

Publicar comentario