Volver arriba

Libros recomendados para aprender a escribir

Los manuales de escritura y los libros sobre el oficio de escribir son herramientas valiosísimas para avanzar en tu aprendizaje. Te propongo cuatro para comenzar tu colección.

¿Cómo se aprende a escribir? Escribiendo y leyendo. Mucho. Todo lo que puedas. Con toda tu concentración, tu esfuerzo y tus ganas. Este no es un camino rápido ni fácil. Pero ya te habrás dado cuenta, por todas las historias que has leído, que así es como uno pasa de ser una persona corriente a convertirse en un héroe. Y eso es lo que tú estás siendo, un auténtico héroe o heroína. Porque eso es lo que hay que ser para dedicarse al oficio de escritor.

Ahora bien, no estás solo en este camino. Muchos otros han pasado antes por él o han hecho de guías a los que lo estaban iniciando.

Así que tienes suerte: hay herramientas que pueden ayudarte. Una de las más valiosas son los manuales de escritura. Hay cientos de ellos y en cada uno encontrarás enseñanzas útiles para seguir avanzando.

Libros recomendados para aprender a escribir

Yo, he de confesarlo, me estoy viciando un poco a este tipo de libros. Mi colección va creciendo poco a poco y algunos de ellos los tengo siempre bien a mano.

¿Tú también quieres aprovechar la sabiduría y la experiencia de otros para mejorar tu escritura? Pues empieza tomando nota de estos títulos de libros sobre el oficio de escribir.

Los encontrarás fácilmente en cualquier librería y te servirán para acelerar tu aprendizaje:

Mientras escribo, de Stephen King

No es un manual de escritura como tal, pero contiene un montón de consejos valiosos. Más que leértelo, te lo vas a beber en un par de tragos. El prolífico maestro del terror explica en este libro toda su trayectoria como escritor, desde sus relatos escolares despreciados por algunos profesores hasta la explosión de su éxito. Lo verás escribiendo en el cuartillo de lavar, luchando contra todo para seguir adelante con su empeño escritor. Una lectura motivadora y placentera en la que encontrarás pautas provechosas y un ejemplo a seguir.

Cartas a un joven novelista, de Vargas Llosa

En esta obra didáctica, Vargas Llosa aborda un buen número de temas relacionados con la creación literaria. Lo hace en forma de cartas en las que responde a las preguntas de un escritor que está empezando en el oficio, y que podrías ser tú. Aunque algunos asuntos pueden resultarte demasiado abstractos, aborda con gran profundidad temas cruciales en la escritura, como la verosimilitud y los puntos de vista narrativos. Además lo hace analizando obras clásicas, por lo que te lo puedes tomar como una invitación a una lectura crítica de grandes títulos de la literatura universal.

Sigue aprendiendo en mis

cursos online para disfrutar escribiendo

El camino del artista, de Julia Cameron

Este libro está planteado como un curso para desbloquear a tu artista interior a través de la escritura. No está pensado exclusivamente para escritores, sino para cualquier persona que quiera potenciar su lado creativo y sacar algo bueno de él. He de admitir que al comenzar a leerlo me costó conectar con ese efoque espiritual tan norteamericano, pero una vez que traspasas esa frontera el libro contiene un montón de enseñanzas motivadoras y ayuda a tener una mentalidad artística más fuerte y más sana.

Cómo piensan los escritores, de Richard Cohen

Más que técnicas concretas, en este libro encontrarás un montón de anécdotas, manías y citas de autores (anglosajones) a los que ha leído o con los que ha trabajado este editor británico a lo largo de su carrera. Cohen no pretende decirte cómo debes escribir, pero realiza un rico recorrido por algunos de los temas que más obsesionan a los escritores. Entre ellos: cómo iniciar una historia, los puntos de vista, la edición o el ritmo. Una obra entretenida y con buenas dosis de humor.

 

Tengo muchos más libros para recomendarte, pero estos cuatro son una buena manera de empezar. ¿Has leído ya alguno? Cuéntamelo en los comentarios, me encantará charlar contigo sobre manuales de escritura.

6 Comentarios
  • Olga olmos
    Publicado a las 10:52h, 10 diciembre Responder

    Buenos días Sara , comencé a leer hace unas semanas el camino del artista , y aunque no soy creyente , ha sido revelador para encontrar mi propia identidad , personal y profesionalmente. Tal vez suene exagerado pero, de repente , he visto como todas las piezas encajaran. Desde mi punto de vista no es un libro para seguirlo a pies juntillas pero sí para extraer notas positivas y motivadoras. Gracias

    • Sara Suberviola
      Publicado a las 16:49h, 11 diciembre Responder

      ¡Qué bien, Olga! No sabes cuánto me alegra saber que te ha sido útil la recomendación. ¿Exagerado? Para nada. Creo que ayuda mucho a acercarse al arte de una forma más sana y más fértil. Estoy segura de que le sacarás mucho partido, ya he podido ver en el curso que talento tienes de sobra. Un fuerte abrazo.

  • Vanesa
    Publicado a las 12:46h, 09 diciembre Responder

    Como fan acérrima de Stephen King, no podía perderme «Mientras Escribo». Tal como dices, me lo devoré y lo sentí como una clase magistral. Su utilidad está fuera de discusión y además es entretenido. Voy a curiosear un poco los otros que recomiendas. Gracias.

    • Sara Suberviola
      Publicado a las 10:33h, 10 diciembre Responder

      Gracias a ti por tu comentario, Vanesa 🙂 La única pena de ‘Mientras escribo’ es que te lo acabas en un ratito, ¿verdad? No dejes de contarme qué te parecen los demás si te animas con alguno. ¡Un fuerte abrazo!

  • Eva
    Publicado a las 12:28h, 04 diciembre Responder

    Hola Sara! Hace unos meses empecé a leer El camino del artista, y tengo que decir que me pasó lo que comentas: se me hizo bola. Demasiada Epifanía! Jejeje. Sin embargo, ya que lo recomiendas, tal vez aproveche el descanso de Navidad y le dé una segunda oportunidad. Un abrazo y Felices Fiestas!

    • Sara Suberviola
      Publicado a las 18:42h, 04 diciembre Responder

      ¡Hola, Eva! Sí, te entiendo perfectamente, tanta referencia a Dios se hace un poco indigesta para nuestra cultura europea, menos espiritual que la norteamericana. Pero más allá de la primera impresión, el libro está bien y contiene muy buenas ideas y propuestas. Así que te animo a darle esa segunda oportunidad, no dudes en contarme cuál es el resultado. ¡Un fuerte abrazo!

Publicar comentario