Volver arriba
Cuento personalizado para adultos

Los cuentos también son para mayores (compruébalo)

¿Crees que los cuentos son solo para niños? Nosotros sabemos que no. Cada vez más protagonistas de nuestros Cuentos a medida son personas tan adultas como tú. Y no suelen pedir relatos realistas, sino historias llenas de magia, verdaderos cuentos de hadas.¿Te gustaría leer alguno? Aquí tienes los inicios de dos de ellos:

Así empieza ‘El caballero Pieldeplata y las patatas tristes’:

Hace mucho tiempo, en el reino de la Gran Campana, los días de lluvia los niños no salían a la calle a jugar. Aquí, la lluvia es triste. Sí, siempre lo es, pero no como aquí cuando verdean las nubes. Si el viento sopla de Recelo, el cielo coge un color aceitunado y cualquier precipitación es literalmente triste. Cuando la niebla empapa la tierra, deja en ella un poso de desconfianza. Por aquel entonces, el poso calaba hasta en los cultivos. Quien comía los frutos de la tierra envenenada se volvía más uraño. Los niños son especialmente sensibles a estos efectos, y sólo con una pipa contaminada empezaban a dar muestras de sospecha, y a darse la vuelta pensando que alguien les seguía (…)

Y así ‘Besayunos en San Sebastián’:

Cuentan que bajo el Cantábrico existe una isla submarina donde las palabras tienen una fuerza creadora extraordinaria, y las cosas no es que tengan nombre, es que nacen de las letras. Cada combinación aleatoria de letras genera una especie de burbuja, portadora de todo un mundo en miniatura. Las burbujas se organizan en miles de universos posibles con su propio equilibrio, con leyes que derrumbarían otros mundos pero mantienen el suyo en pie. Muy de vez en cuando, una pequeña partícula de la isla escapa. La mayor parte acaba muriendo en la orilla (…)

Sin Comentarios

Publicar comentario