Volver arriba
cuento personalizado princesas
cuento personalizado princesascuento personalizado princesascuento personalizado princesascuento personalizado princesascuento personalizado princesascuento personalizado princesascuento personalizado para niñas que quieren ser princesaascuento personalizado princesas

El despertar del Gran Zarzal

5 de 5 basado en 1 puntuación de los clientes
(1 valoración de cliente)

99,5

Imagina que descubres un castillo de cuento de hadas dando un paseo por el campo, detrás de un montón de zarzas. Que los espinos encogen como si alguien tirara de ellos desde sus raíces y dejan ver un reino dormido durante cientos de años, con princesa incluida ¡Necesitarás a un montón de amigos para explorarlo!

Limpiar
Categoría:
Descripción

Cuento personalizado perfecto para regalar a niños y niñas a los que les gusten las princesas y los cuentos de hadas

Este cuento de hadas se creó pensando sobre todo en princesas de entre 4 y 9 años, pero puede personalizarse para protagonistas de todas las edades. Es ideal para grupos grandes de personajes, ya que su protagonista necesitará ayuda de varios de sus amigos o familiares para adentrarse en el castillo.

Los macrocuentos al detalle son libros personalizados de gran formato en los que cada página ha sido terminada a mano, con toda nuestra delicadeza. Tanto las historias como el diseño y los acabados están repletos de detalles que se personalizan con mimo para cada protagonista.

  • Máxima personalización del texto
  • Tu color preferido en ilustraciones y acabados
  • Formato aprox 30×22
  • Encuadernado y acabado a mano
  • Materiales de máxima calidad
Información adicional
Caja y tarjeta personalizadas

Con caja decorada y tarjeta personalizada, Sin caja

Valoraciones (1)

1 valoración para El despertar del Gran Zarzal

  1. 5 sobre 5

    (propietario verificado):

    Regalé EL GRAN ZARZAL a mi sobrina por su comunión y fue una experiencia increíble para ambas. Se emocionó tanto al ver que se había convertido en la protagonista de un cuento… Según se lo iba leyendo, las dos abrazadas, veía el brillo en sus ojos, su emoción, sus risas… No escribes cuentos. Regalas magía.
    Carol

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *