Volver arriba

Hábitos saludables para una buena escritura

Sigue estos consejos para conseguir textos más satisfactorios con menos sufrimiento

¿Te gustaría contar con un sistema para escribir más y mejor? Tengo para ti una noticia buena y otra mala.

La buena es que ese método existe y que, si lo aplicas, conseguirás textos más satisfactorios con menos sufrimiento.

La mala es que la fórmula exacta tienes que crearla tú, porque escribir es una actividad tremendamente solitaria y lo que a uno le sirve a otro puede que no.

Para ayudarte en esta tarea de crear tu propio sistema de creación literaria, he recopilado algunos consejos que a mí me han sido muy útiles.

Hábitos saludables para una buena escritura

Mi recomendación es que los apliques todos y luego te quedes con los que te den mejores resultados.

  1. No tomes cada texto como un trabajo definitivo

Ocurre a menudo: tienes una gran idea y cuando te pones a escribirla pierde fuelle o se queda sin brillo. Está bien que revises el texto e intentes arreglarlo, pero piensa que, a veces, no tiene solución. Si te empeñas en terminar todo lo que empiezas a escribir y esperas que cada historia sea una obra maestra, lo más probable es que termines frustrándote. Piensa en ti como en un cocinero experimentando con nuevas recetas. Más de un plato acabará en la basura, pero eso no te convierte en un cocinero mediocre, sino que forma parte del proceso: descartas la prueba y a por otra cosa.

  1. Lee analíticamente e imita a los grandes autores

Leer es una actividad inmensamente placentera. Pero cuando quieres dedicarte a escribir, tienes que ir un poco más allá. Para sacarle partido a lo que lees, no basta con una lectura hedonista por mero disfrute. Cuando termines un capítulo cautivador, vuélvelo a leer con un lápiz en la mano. Fíjate en la estructura, en los diálogos, en el uso de los tiempos verbales, en la adjetivación, en cómo te va llevando el autor por donde quiere. Intenta averiguar cómo ha conseguido engancharte a sus palabras. Y luego intenta imitar alguno de estos aspectos. Poco a poco irás encontrando tu propio estilo, pero mientras tanto no pasa nada por imitar a otros.

  1. Desacraliza tus palabras

Sí, escribir es un arte, pero también un oficio. Modificar un párrafo para mejorarlo no es traicionarte como artista. Cambiar una palabra por otra que exprese mejor lo que quieres decir no es ninguna blasfemia. Si controlas tu ego y mantienes tu mente abierta a las críticas constructivas, tus textos saldrán ganando.

  1. Confía en ti mismo

Este es un contrapunto al consejo anterior. Para tener una voz propia, necesitas creer en ti mismo y en tu capacidad como escritor. Escucha las sugerencias de los demás, pero no olvides que tú eres el dueño de tus palabras y que nadie mejor que tú sabe lo que quieres decir. Antes de pedirle a alguien que lea tus escritos, piensa si es la persona adecuada. Aléjate de pedantes y listillos que no hayan escrito una historia en su vida, les importa más demostrar lo mucho que saben que ayudarte.

  1. Deja reposar tus textos

¿Escribes tus textos del tirón? Antes de darlos por terminados, déjalos reposar. Hace falta un poco de aire y de tiempo para tomar distancia respecto a lo que has escrito. Cuando pongas el punto y final, guarda tu historia en un cajón. Al menos durante unas horas. Intenta distraerte haciendo otra cosa. Cuando vuelvas a leerla, lo harás con otros ojos y serás más capaz de hacer un poco de autocríticaPrimero escribe, después corrige.

  1. Primero escribe, después corrige

Aprovecha la fluidez creativa cuando llega, sin frenarla. Escribe y escribe hasta que tu creatividad se agote. Luego ya editarás. Si no das un párrafo por terminado hasta que te parece perfecto, jamás pasarás de ahí.

¿Practicas alguno de estos hábitos? ¿Cuáles son tus principales dificultades a la hora de escribir? Cuéntamelo en los comentarios y te ayudaré a encontrar tu propio método para escribir cada vez mejor.

¿Quieres escribir tu primer cuento infantil? Apúntate ahora al curso online que está a punto de empezar.

curso_cuento_infantil
Sin Comentarios

Publicar comentario