Volver arriba

Seis maneras de caracterizar un personaje literario

Estas son las estrategias más utilizadas en narrativa para perfilar personajes inolvidables sin recurrir a descripciones largas y aburridas

¿Tienes un personaje dentro de tu cabeza y te está costando darle forma en una historia? ¿Te atascas a la hora de describir a tu protagonista? Es frustrante, ¿verdad?

En tu mente son personalidades fascinantes, impactantes, inolvidables.

Pero luego te pones a escribir y resulta que se te quedan algo flojos, más bien miedocres y completamente insípidos. O te las apañas para las descripciones, pero luego te rompen el ritmo de la narración.

cómo caracterizar personajes literarios

Cada vez que descubres un personaje brillante en una historia te preguntas ¿cómo narices lo consiguen? Bien, yo voy a darte hoy una respuesta.

Estas son seis estrategias básicas que los escritores utilizan para perfilar bien sus personajes:

1) Descrito por el narrador.

Esta es la forma más elemental de presentación de personajes. El narrador dice cómo es. Y el lector, claro, se lo tiene que creer. Este sistema, que también se llama estilo indirecto, tiene algunos riesgos. Los más importantes, desde mi punto de vista, son darle al narrador una credibilidad que no se ha ganado, y por otro, caer en descripciones largas y aburridas. Ojo: esto no significa que no te recomiende usarlo. Hazlo, pero con moderación y cuidado.

2) En boca de otro personaje.

Esta técnica entraría también dentro del estilo indirecto, aunque tiene una ventaja fundamental: te permite retratar a la vez a dos personajes. Al que describe y al que es descrito. Como en la vida misma. Te hablan de alguien y piensas ‘menudo cotilla’, o ‘qué cruel’, o ‘cuánto lo quiere’. ¿Verdad que te a ti también te ocurre?

3) Mostrando su apariencia.

No se trata aquí de ofrecer una descripción pormenorizada del aspecto físico de cada personaje, ni mucho menos. Estamos dentro del estilo directo, que consiste en mostrar en lugar de contar. Lo que tienes que hacer es dotar a tu personaje de un rasgo físico característico y mencionarlo a lo largo de la historia. Tal vez su forma de reír o su forma de mirar, sus andares torpes o la profundidad de su voz.

4) A través de sus acciones.

¿Hay mejor forma de saber cómo es alguien que fijarse en cómo se comporta? Cuando decidas la sucesión de acciones que va a vertebrar tu historia, recuerda que cada decisión que toma un personaje está definiendo su personalidad. Si lo veo desinfectarse las manos continuamente, pensaré que es un maniático de la higiene. Si lo veo observándose en el espejo una y otra vez, empezaré a preguntarme si está obsesionado con su imagen. No hará falta que nadie me cuente cómo es: me formaré mi propia opinión.

5) Mediante su discurso.

La forma en que una persona se expresa nos dice mucho de cómo es. No puede hablar igual una choni de una ciudad periférica que una renombrada cirujana plástica. ¿Que las chonis también pueden ser cirujanas? Pues también es verdad. De hecho, una choni cirujana sería un personaje bastante interesante. Pero seguro que su forma de hablar no sería la misma en el quirófano que en aparcamiento de la discoteca ¿verdad? Cada vez que pongas una frase en boca de uno de tus personajes, piensa si su forma de hablar es creíble, si estás aprovechando la oportunidad para perfilar bien su personalidad. Si quieres ver esta técnica aplicada en una novela, piensa en Patria, de Fernando Aramburu, y en la forma tan distinta de hablar que tienen, por ejemplo, personajes como Xabier y Joxe Mari.

6) Por medio de su pensamiento.

¿Qué ocurriría si alguien pudiera leerte la mente? Seguramente se encontraría con algún secreto, ¿verdad? Sabría qué te obsesiona, qué te preocupa, de qué tienes miedo. Todo aquello que procuras mantener oculto a los demás. La literatura, por suerte, permite lograr lo imposible: asomarse directamente a los pensamientos de otros. Y encontrar, en ellos, la versión más genuina de cada personaje. Muéstrame cómo piensa un personaje y me estarás mostrando su lado más íntimo, más auténtico, más verdadero.

Y ahora, como siempre, ¡tu turno! Anímate a dejarme un comentario con tus dudas o aportaciones. ¿Cuál de esta técnica de descripción de personajes literarios te parece más eficaz? ¿Serías capaz de perfilar un personaje en un par de líneas usando uno de estos métodos de caracterización?

Estoy deseando leerte 🙂

¿Quieres seguir aprendiendo? Te espero en mis cursos online de escritura creativa

VER CURSOS
sara_suberviola_creatividad
Sin Comentarios

Publicar comentario