Volver arriba

Siete tipos de argumento en los que caben (casi) todas las historias

Los basic plots de Christopher Booker intentan abarcar toda la historia de la narrativa, desde los mitos griegos hasta el cine actual

Clasificar todas las historias que se han escrito en unos cuantos grupos es una tarea titánica.

Pretender que esta clasificación sirva además para las historias que todavía están por escribir es un objetivo que roza lo utópico, si no lo absurdo.

Sin embargo, muchos críticos y teóricos literarios se han animado a intentarlo y tenemos que darles las gracias por lo útil que puede resultarnos su trabajo cuando se trata de escribir historias.

En alguna ocasión ya he mencionado las funciones de Propp. Si tienes curiosidad también puedes revisar lo que dijeron al respecto autores como Polti, cuyo Treinta y seis situaciones dramáticas encontrarás aquí en inglés

El viaje del héroe, los 7 argumentos básicos de Booker

Hoy nos vamos a detener en una lista algo más breve: la de Christopher Booker y sus siete argumentos básicos (Seven Basic Plots, 2004).

Breve la lista, porque el libro de Booker tiene más de 700 páginas. Para este artículo yo he partido del resumen de Richard Cohen en Cómo piensan los escritores.

Estos son, según Booker, los siete tipos de argumento que existen:

1)    Vencer al monstruo

Este sería el esquema que encontramos en Tiburón o James Bond, por ejemplo. También en la leyenda de Sant Jordi, Caperucita Roja o Hansel y Gretel.

2)    De pobres a ricos

Cenicienta, Aladin o El patito feo podrían encajar en este grupo, así como la novela David Copperfield de Dickens.

3)    La búsqueda

El señor de los anillos y La Odisea serían dos ejemplos paradigmáticos de este tipo de argumento, en el que el protagonista se lanza a una aventura llena de peligros para alcanzar un premio de incalculable valor.

4)    Viaje y retorno

Similar al de la búsqueda, este tipo de estructura incluye como rasgo diferenciador una vuelta a la seguridad del hogar. En esta categoría tienen cabida títulos como Peter Pan o El mago de Oz.

5)    Comedia

Según Booker, todas las comedias, desde las que escribió Aristófanes hasta Cuatro bodas y un funeral, pasando por Shakespeare y Jane Austen, repiten un mismo patrón: una verdad redentora que ha de salir a la luz.

6)    Tragedia

La línea argumental trágica comienza con un héroe que se ve tentado a actuar de algún modo prohibido. Aunque disfruta brevemente de ello, pronto será violentamente destruido. Exponentes paradigmáticos de esta clase serían el mito de Ícaro, la leyenda de Fausto, El extraño caso de Dr Jekyll y Mr Hyde o Lolita.

7)    Renacimiento

El séptimo argumento contemplado en la clasificación de Booker es el del renacimiento, en el que un poder oscuro apresa al héroe o la heroína, que queda en un estado de muerte en vida. Al final, no obstante, todo acaba bien. Cabrían aquí historias como las de Blancanieves o La bella durmiente, pero también Crimen y castigo o Cuento de Navidad.

¿Qué me dices? ¿Cabe la historia que quieres escribir en alguno de estos tipos básicos? Piensa en una historia o en una película que te guste, de la que hayas disfrutado hace poco. ¿Encaja en esta clasificación? Cuéntamelo en los comentarios, me encantará conocer tu punto de vista.

¿Quieres escribir tus propias historias? Apúntate a mi curso online y empieza a desarrollar tu talento literario.

QUIERO VERLO
sara_suberviola_creatividad
Sin Comentarios

Publicar comentario